educación artística

Para mi educar es transmitir conocimientos, y la educación es el aprendizaje que llevamos a cabo a lo largo de toda nuestra vida. Para tener éxito en la tarea de educar hay que  buscar la mejor manera de que estos conocimientos sean adquiridos y eso depende, casi siempre, de la empatía que tengamos con nuestro interlocutor.

Tras muchos años de formación y trabajo en ámbito cultural y educativo he llegado a la conclusión de que el arte, además del valor cultural que posee por si misma, es una buena herramienta que ayuda a transmitir conocimientos. La artes plásticas, la música, el teatro o la literatura se ponen a nuestro servicio para sacar el ser creativo que todos llevamos dentro, consiguiendo así que el aprendizaje, sea cual sea el tema, sea activo y tenga un componente lúdico que hace que la experiencia vivida sea enriquecedora y tenga más posibilidades de ser recordada.  

Por eso todos los talleres o programas didácticos que salen de mi cabeza tienen un componente artístico que nos hace disfrutar a todos. ¡A mi la primera! 

Además del arte siempre trabajo con dos ingredientes más: la curiosidad como motor para el aprendizaje y el juego, que es algo muy serio. Las áreas de trabajo dentro mi labor como educadora artística son tres:

Si mi forma de pensar te interesa o si tienes alguna propuesta que hacer al respecto, escríbeme y charlamos. Estoy segura de que podemos crear algo a tu medida. De momento, como ya sabemos que  una imagen vale más que mil palabras, aquí te dejo fotos de momentos vividos en los talleres o eventos que he creado o en los que he colaborado.